Assomption-Ensemble
Au service d’Assomption-Ensemble depuis 2003

Accueil > Nouvelles > LA MISION DEL LAICO EN LA IGLESI

LA MISION DEL LAICO EN LA IGLESI

lundi 17 mars 2008

Mi nombre es Bety Cruz, reprecentante provincial de Centro América y Cuba le envío nuestra experincia de encuentro Nacional realizado aca en El Salvador.

LA MISION DEL LAICO EN LA IGLESIA

• UNIDOS/AS EN EL ESPÍRITU Y ANIMADOS/AS EN EL SEGUIMIENTO A CRISTO Y CONSIENTES QUE DEBEMOS SER MISIONEROS/AS Y DISCÍPULOS/AS DE JESÚS.
• LA VOCACION DE LOS DISCÍPULOS Y DISCIPULAS DE JESUS.
• CONTEXTO DESDE APARECIDA : ANTES, DURANTE Y DESPUÉS.

Convocados por la comisión nacional de Asunción Juntos, el día 23 de febrero tuvimos un encuentro nacional de Laicos y de Laicas para participar en el taller titulado “LA MISION DEL LAICO EN LA IGLESIA. Con alegría llegamos todos y todas animados con el Espíritu de Santa María Eugenia a la casa de retiro que lleva su nombre en Los Planes de Renderos.

Los objetivos del encuentro fueron muy precisos :
* Fortalecer las comunidades de Asunción Juntos para lograr una mejor integración y
convivencia entre Laicos y Religiosas.
* Interiorizar la Misión de Laicos en nuestra Iglesia y comunidad.

Cada uno de los asistentes llegó con grandes expectativas : el trabajo pastoral en sus parroquias se estaba haciendo bien pero con una gran necesidad de renovarse, refrescarse, dejarse iluminar por el espíritu santo y guiarse con la espiritualidad de María Eugenia.
En Aparecida obispos de Latinoamérica se reunieron en una Quinta Conferencia Episcopal para “ seguir impulsando la acción evangelizadora de la Iglesia, llamada a hacer de todos sus miembros discípulos y misioneros de Cristo, Camino, Verdad y Vida , para que nuestros pueblos tengan vida en él ”. Las conferencias episcopales de Río de Janeiro(1955), Medellín(1968), Puebla 1979) y Santo Domingo(1992) se realizaron con ese fin obedeciendo a la realidad cambiante de América Latina. Cada una trazó su propio surco, su propio hacer pastoral.

Comenzamos el encuentro a través de una oración en la que se pidió que se interiorizara las realidades de nuestro pueblo con las que nos íbamos encontrando en nuestro viaje rumbo a la casa de María Eugenia. Se oró por ellas.

El Licenciado Carlos Ayala, Director de la radio YSUCA, comenzó este taller explicando que Aparecida es la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe y en sus inicios planteó a la Asamblea la interrogante ¿Cuál debe ser nuestra misión en este continente ? Expone que en esta pregunta hay dos cosas bien importantes : la primera es un aquí, ahora, en esta realidad y la segunda, en el contenido de la misión del laico/a.
Explica que el cristianismo debe fortalecer una fe que no debe desprenderse del mundo ; un cristianismo que tiene que estar encarnado en la realidad presente ; un cristianismo al estilo de Jesús no debe alejarse del mundo. Entonces :
¿Cuál es la misión de Jesús de Nazareth ?
¿Cómo entendió Jesús su vida ?
¿Por qué lo mataron ?
¿En que termino La aventura de la vida de Jesús ?
¿Donde esta la originalidad del mensaje de Jesús ?
No podemos dar por supuesto que ya conocemos a Jesús. ¿Cuál es nuestra misión en América Latina ? ¿En nuestras comunidades ? ¿ Parroquias ?

La Conferencia Episcopal de Río de Janeiro se da en un contexto en donde la Iglesia católica era única en América Latina, caracterizada por la escasez de sacerdotes y religiosas y la falta de formación en una Iglesia preocupada por ella misma.
Como respuesta se determina fomentar vocaciones sacerdotales y religiosas, desarrollar una pastoral de cristiandad en la que la iglesia se constituya en un lugar de santidad en el mundo. Si alguien quiere salvarse tiene que ser en la iglesia Fuera de ella no hay salvación, Se fomenta entonces un sacramentalismo. Entre las medidas que se deciden están las de fundar seminarios, impulsar campañas de vocaciones y para tal fin utilizar los medios de propaganda.
En esta conferencia episcopal la Iglesia considera al laico como un auxiliar del clero.

El Concilio Vaticano II convocado por Juan XXIII afecta a la Iglesia Universal
La Iglesia católica tiene que estar atenta a los signos de los tiempos debemos entrar en dialogo con el mundo, dar respuestas a los problemas de la gente, se le empieza a dar un reconocimiento distinto al laico. Todos somos consagrados por el bautismo.
Laicos, sacerdotes y religiosas tenemos una misma misión y un mismo llamado. Se empieza el desarrollo de una visión nueva de la Iglesia. La salvación de Dios trasciende las instituciones.
La iglesia comienza a ser más humilde ; la religión verdadera es aquella que nos hace ser mejor persona porque lo somos cuando se tiene más misericordia, tolerancia y solidaridad.
Después del Vaticano II la Iglesia empieza a preocuparse por los problemas del mundo.

La Conferencia Episcopal de Medellín genera 16 documentos en donde se abordan los problemas de América Latina. El primero se llama justicia, el continente americano clama justicia. El éxodo se convirtió en un referente para entender la realidad de América. Latina. En él está el fundamento cristológico de la fe cristiana, la experiencia de un Dios que escucha, ve, se conmueve, libera. En esa experiencia el pueblo israelita fue construyendo su fe.
El segundo documento se llama Paz. No hay paz sin justicia. La paz es fruto de la justicia. Otros temas son : familia, demografía, formación del clero religiosos, educación, medios de comunicación.
En El Salvador el método de la teología de la liberación, ver, juzgar y actuar, ver el mundo y juzgarlo a la luz de la fe, apoyados en la Biblia y los documentos de la Iglesia , tuvieron un gran impulso. Esta metodología llevó a la gente a tomar conciencia de sus derechos y a exigir que se les cumplieran. Esto les llevó a crear un problema con el gobierno y los terratenientes.
La Iglesia tuvo mucho que ver en el proceso de generar conciencia. Hablar del evangelio era peligroso, se instituye una época de un cristianismo recio en la profecía, que denunciaba y desenmascaraba el mal en la utopía “No tendremos un continente nuevo sin hombres y mujeres nuevas que desde el evangelio cambien las estructuras”
Medellín representa un gran acontecimiento en la vida de la Iglesia

La Conferencia Episcopal de PUEBLA se da en un contexto gravísimo.
En Enero de 1979 se da la masacre del despertar : el sacerdote Octavio Ortiz es asesinado. Monseñor Romero va a Puebla. Lleva el mensaje de una Iglesia perseguida. Aquí se reafirman las intenciones de Medellín : La opción por la justicia y por los pobres. Escuchar a Dios en la realidad.

Con motivo de cumplirse los 500 años de la evangelización española, se convoca a la IV Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Santo Domingo (Octubre de 1992). En esta se
quiso retroceder en los compromisos de Medellín y Puebla ; se abandonó el método de ver, juzgar y actuar. Se disminuyen las Comunidades de base y se fundamentan nuevos movimientos entre los que sobresalen los carismáticos y los neocatecumenales.
La religión tiene que ser un aliciente para encontrar alivio, pero también puede dormir. Puede ser principio de liberación o principio de alienación
El vaticano comienza a nombrar obispos de los más conservadores de América Latina. La Iglesia se ve lejana para los pobres y cercana a los poderosos.

En este contexto comienza Aparecida, mayo 2007. Se volvió al método de ver, juzgar y actuar. Los obispos lograron concensuar un documento combinado de los progresistas y conservadores.
Se fortalece el principio de que el pastor no debe estar alejado de las condiciones humanas. Se ve a Jesús con un enfoque distinto, a un Jesús que no anda con rollos moralistas, Un Jesús que va a la condición humana. Un Jesús que no juzga a las personas con los parámetros moralistas. Un Jesús contracultural.
Jesús era una persona extraordinaria, si uno quiere ser discípulo y misionero de Jesús, debe conocer a Jesús.
Si somos discípulos de Jesús tenemos que asumir su misión. Jesús era un laico, Jesús fue aprendiendo y se fue convirtiendo en muchas cosas. Los evangelios nos lo van describiendo.

Los evangelios fueron tomados de relatos y testimonios. Se escribieron por dos razones : la de registrar la vida de Jesús antes de que murieran los que le conocieron y la de mantener la memoria histórica para que al pasar los años no se distorsionara su imagen.
El evangelio se constituye en una fuente de riqueza.En el hombre Jesús, Dios se reveló. Jesús fue discípulo de Juan Bautista. Juan predicó en el desierto : lugar de la prueba.
Carlos Ayala profundiza en las partes del evangelio que se refieren al pueblo hebreo y su significado para nosotros como laicos y laicas misioneros y misioneras en nuestra iglesia :
Egipto : opresión
Desierto – prueba, soledad, crisis, conversión.
Tierra prometida—Miel, leche.
Miel es símbolo de fiesta, placer, alegría, plenitud. La leche es alimento, fortaleza, sustento.

El pueblo había olvidado que venía de la opresión y que debía ir ala tierra prometida, por eso Juan predica en el desierto. Jesús al bautizarse confirma la misión de Juan.
Es importante revitalizar nuestro encuentro con Jesús, en la fe católica. Hemos descuidado lo más importante y lo hemos reducido a la participación en algunos actos religiosos. La fe se va desgastando y degenerando en mezquindad.
Debemos volver a Jesús Luc. 15, 1-11 -25. El hijo prodigo : la parábola del padre con corazón de madre. Reflexionar su significado para nosotros, los presentes.
Para ser discípulos de Jesús hay que entender como miraba Jesús las cosas y como actuaba, a que le daba importancia.
La novedad que configura el ser de Jesús por la misericordia es el fundamento de su espiritualidad.. Creía que era es la misericordia lo que puede transformar el mundo. No existen pecadores. Existen seres humanos. Jesús había experimentado la misericordia del padre y eso lo hace misericordioso.
El mensaje moralista no está en Jesús
“Sean misericordiosos como el padre es misericordioso”
El punto esta en confiarse en la misericordia de Dios. Dios nos juzga desde su amor a nosotros y eso lleva al Reino de Dios.

Los principales frutos de este taller son :
* El haber puesto en común nuestro caminar en las comunidades
* Ser concientes de nuestro papel de laicos y laicas
* El compartir nos ha permitido crecer como Asunción,
* La formación dada por el expositor ha sido de profundidad
* La participación y el compartir de experiencias.

Al final la Asamblea sugirió la realización de mas formaciones. Se desea crecer en Jesús.

Documents joints

Répondre à cet article

SPIP | | Plan du site | Suivre la vie du site RSS 2.0

Habillage visuel © Kozlika sous Licence GPL